Un camino directo hacia la autodestrucción

Las enfermedades mentales son complejas y no seré yo, ahora, el que se ponga a explicar porqué. Pero uno de los grandes problemas de las enfermedades mentales es la comorbilidad, que puede conllevar a la autodestrucción y puede haber de varios tipos. Pueden venir de diferentes formas: abuso de drogas y alcohol, autolesionarse, dejar la medicación de golpe para buscar un brote o crisis, tendencias suicidas, abuso de pastillas, temeridad en los actos (como el coche), etc.

Hay dos casos sumamente peligrosos de autodestrucción que puede llevar a la muerte:

Directo
Los gestos suicidas, los intentos de suicidio y el suicidio consumado son ejemplos de comportamiento autodestructivo directo.

Indirecto
El comportamiento autodestructivo indirecto es la acción, de manera  reiterada, de actividades peligrosas sin que la persona llegue a ser consciente de morir, como ejemplos es la drogadicción, el alcoholismo, autolesionarse por placer, etc.

Pero no solo existen estos casos, sino casos de autodestrucción social, económica, física, mental (empeoramiento de la enfermedad), laboral, familiar,  por adicción (ludopatía, sexo, drogas, alcohol, etc), de salud, etc.

NUn camino hacia la autodestrucción - imagen por 350.orgo mencionaré todas, pero en el Trastorno Bipolar, uno de los casos, en estado depresivo, es el dejarse, abandonarse. Eso puede conllevar a dejar de comer o comer demasiado por ansiedad, dejar de tomarse las pastillas, crisis con actos citados antes,  abusar de sustancias estupefacientes, el suicidio, etc.

En el caso de manía es parecido a las características generales ya mecionadas, pero con algunas diferencias aunque también las comparte con otras enfermedades, como la temerosidad de los actos (conducción temeraria, andar por el filo de un puente, etc. al no tener consciencia de los actos). Además, se puede abusar del sexo, con los problemas que puede conllevar, la ludopatía y otras adicciones. En el tema económico es un desastre, poniendo en riesgo su liquidez hasta arruinarse él y si tiene, a su famiali. Compras compulsivas sin sentido, empresas e inversiones hechas a la ligera. Incluso de forma grave, puede llegarse al caso de la autolesión e incluso el suicidio.

Algunos los sabréis y habéis padecido, pero la conclusión es: la autodestrucción es un problema muy grave en las enfermedades mentales y, en este caso, el trastorno bipolar habiendo muchos tipos y de diferentes maneras. Pueden llegar desde un problema grave de comida a la muerte. Por no hablar de los momentos de crisis y psicosis, que se acrecentan y es cuando más riesgo existe. Por ello, hay que procurar luchar y no dejarse llevar a merced de las pastillas (y tampoco dejarlas), que ayudan, pero el resto lo has de poner tú. Sobre todo, haz caso a tu psiquiatra, que en ese campo sabe más que tú.

Y cuando llegue tal caso, si no estás en tus capacidades o lo empiezas a notar antes (suele ser difícil llegar a notarlo), que alguien cercano llame a tu médico o bien al hospital, ya que si se coge a tiempo, no hace falta que vaya a mayores.

Imagen por 350.org