¿Trastorno bipolar o depresión? Un test de corazón puede ayudar a diferenciarlos

Test de corazón el trastorno bipolar

Según un nuevo estudio llevado a cabo por investigadores con Loyola Medicine en Chicago apunta que un sencillo electrocardiograma (ECG o EKG) de 15 minutos puede ayudar a determinar si el paciente tiene una depresión mayor o un trastorno bipolar, como si de un test se tratara.

Según los resultado obtenidos, que han sido publicados en el World Journal of Biological Psychiatry, la variación del ritmo cardíaco (es decir, los cambios en los intervalos de tiempo entre latidos) puede ayudar a diferenciar entre los dos desórdenes.

Un test trascendental para elegir el tratamiento

A menudo, el trastorno bipolar se confunde con la depresión mayor, cosa que implica un diagnóstico erróneo en el paciente. Es una situación que puede ser muy perjudicial para el paciente, ya que los tratamientos de ambos desórdenes son muy diferentes. En el caso del trastorno bipolar – con sus euforias (manías) y depresiones – el tratamiento implica tanto antidepresivos cómo estabilizantes del ánimo o antipsicóticos para evitar la aparición de episodios maníacos.

Un médico que diagnostique incorrectamente un trastorno bipolar como una depresión mayor puede desencadenar inadvertidamente un episodio maníaco al prescribir un antidepresivo sin el correspondiente estabilizador del ánimo.

“Tener un test sencillo, no invasivo y asequible que nos permita diferenciar entre la depresión mayor y el trastorno bipolar puede ser un gran avance, tanto en la psiquiatría como en la atención primaria” dijo Angelos Halaris, profesor de psiquiatría y neurociencia conductual.

Para el estudio, los investigadores estudiaron 64 adultos con depresión mayor y 37 con trastorno bipolar. Cada participante descansaba confortablemente en una mesa de examen mientras se le realizaba el electrocardiograma. Después de que el paciente descansara 15 minutos, se recogían datos durante 15 minutos.

Los investigadores utilizaron un software específico para obtener las variaciones del ritmo cardíaco a partir de los datos del electrocardiograma. Estos datos se corrigieron posteriormente con programas especializados desarrollados por el coautor del trabajo Stephen W. Porges, del Kinsey Intitute de la Universidad de Indiana.

Al medir la variabilidad del ritmo cardíaco, los investigadores calcularon lo que los cardiólogos conocen como arritmia sinusal respiratoria (RSA). Al principio del estudio, los pacientes con depresión mayor tenían una RSA significativamente mayor que aquellos que padecían trastorno bipolar.

Además, los pacientes con trastorno bipolar tenían niveles más altos en sangre de biomarcadores de inflamación que aquellos con depresión mayor. La inflamación se produce cuando el sistema inmune aumenta como reacción a una situación de estrés.

La depresión mayor se encuentra entre los problemas de salud más comunes e importantes del mundo. Al menos entre un 8 y un 10% de la población de los Estados Unidos padecerá de depresión en algún momento de su vida. El trastorno bipolar, pese a no ser tan común, es también una enfermedad mental bastante común, que se estima que afecta a unos 50 millones de personas en todo el mundo.

Fuente: Loyola University Health System
Via: Phychcentral.com

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.