Terapia Electroconvulsiva (TEC): Desenlace y conclusión

Como he venido haciendo, os cuento mi experiencia final sobre la terapia electroconvulsiva una vez la he finalizado (Terapia electroconvulsiva (TEC): introducción en primera persona y Terapia electroconvulsiva (TEC): Primeros pasos). Se puede decir que ya he completado del “todo” la terapia electroconvulsiva y, remarco, del “todo” porque se puede ir haciendo más sesiones poco a poco (y en menor cantidad inicial) para mantener los resultados que, para que nos vamos a engañar, son buenos. Pero no me quiero quedar solo en eso y acabe animando a gente a experimentar dicha terapia (la terapia electroconvulsiva) porque, al menos para mi, al final se ha hecho dura, por varios motivos.

La terapia electroconvulsiva funciona, pero no a cualquier “precio”

Funcionar funciona, pero andas con el miedo en el cuerpo si será duradera y si habrá merecido la pena tanto desgaste físico y psíquico, porque no es una terapia muy agradable ya que te produce dolores de cabeza, de cuerpo en general, miedo a la anestesia (aunque no ha habido ningún problema), mal estar general propio de la reanimación tras ser anestesiado, cansado, desorientado, psíquicamente consumido al pensar en el próximo tratamiento, etc. Los dolores se podían sobrellevar bien con paracetamol y no dejaba de ser más el incordio normal de dicha terapia que algo titánico, aunque molesto ha sido, al menos, para mi.

Terapia electroconvulsiva (TEC)Yo he completado un total de nueve sesiones, con un intervalo entre 2 o 3 por semana. El resultado no lo empecé a ver hasta la cuarta o quinta y ya empezaba a tener ilusión aunque muchas ganas de acabar con la terapia electroconvulsiva, por el motivo de que repercutía estar un día entero sin poder moverte (el mismo día del tratamiento) y un par con algún malestar asociado al electroshock. Por lo demás, todo fue bien. Los ingresos en el hospital fueron todos ambulatorios y, tras el desayuno postoperatorio, ya me podía ir a casa (en total y con suerte no estaba más de tres horas en el hospital).

Ahora, mi conclusión respecto a la terapia electroconvulsiva y si volvería a hacerlo, se me pondría un gran dilema por delante debido a que, sabiendo lo que es y vivido en primera persona, no sabría si volver a hacerlo o no. Por lo que me documenté, algo más de la mitad de las personas que han hecho dicha terapia, los resultados obtenidos al principio (es decir, buenos) fueron temporales y, dependiendo de la temporalidad de dicho tratamiento, volvería a meterme en un quirófano o no, dado que como quiero dejar claro,  no ha sido muy agradable en lineas generales. Veremos a ver si ha merecido la pena todo el proceso.

Pero quiero que quede claro que, por ahora, la terapia electroconvulsiva funciona, al menos por ahora en mi y lo cortés no quita lo valiente. Aunque también me hubiera gustado saber toda la repercusión inicial, durante y posterior de haberme colocado, en varias ocasiones, los electrodos, cosa que no me advirtieron del todo lo que podía pasar, debido a que como digo al principio, la terapia desgasta, aunque tampoco es una quimioterapia (al menos según la conocemos desde fuera, sin haberla vivido, las cosas como son).

Por ello, deseo que os informéis bien si tenéis la oportunidad de hacer la terapia electroconvulsiva y miréis como se hace en cada país, ya que de uno a otro cambia mucho o poco. Y si estáis en un periodo estancado del cual no salís, si que lo aconsejo, pero sabiendo lo que os puede esperar, tanto para bien como para mal, viendo que obtienes muy buenos resultados y también incomodidades. Así que si os lo estáis planteando, desde aquí no estaría aún seguro de si lo aconsejaría, ahora, si he conseguido salir de un bache muy largo y la duración es extensa, podré decir que habrá merecido la pena y volvería a hacerlo, pese a los inconvenientes. Además, se aproximas fechas malas si estás en una fase depresiva con los inconvenientes que comporta.

Así pues, digo si a la terapia electroconvulsiva eso si, con peros y en función de los resultados finales y duraderos, teniendo en cuenta que si es cuestión de una temporalidad corta, tendré que decir que todo el esfuerzo habrá sido en balde. No temáis pero si informaros y tenerlo claro, porque es un proceso que se puede hacer largo, aunque siendo cortoplacista (y por ahora) funciona.

Con ello, deseo que dure y os pueda contar que la eutimia ha llamado a mi puerta y los Reyes Magos me hayan dejado el mejor regalo que yo más he deseado, la eutimia larga y prolongada.

Si tenéis alguna duda o queréis contar vuestra experiencia con dicho tratamiento, no dudéis en usar el foro o poneros en contacto conmigo para cualquier asunto, bien relacionado con la terapia electroconvulsiva o con otras cuestiones, al otro lado podrá interesar a otras personas con dudas o bien resolverlas.

3 comentarios

  1. Lorena   •  

    Yo tengo a mi abuela con 84 años, la cual tiene trastorno bipolar desde hace mas de 30 años, debido al litio del tratamiento que llevaba tomando mas de 20 años se le intoxico la sangre llevándola al coma, desde hace 15 años que le paso aquello las posibilidades en fármacos se reducen mucho ya que el litio es uno de las efectivos en este tipo de enfermedades, pues bien los dos últimos años han sido lo peor que puede vivir una familia que convive con un familiar que tiene este tipo de enfermedad, debido a las altas dosis mi abuela se veía imposibilitada sin poder moverse sin ayuda cada día mas cansada y un sin fin de cosas que dan ganas de llorar…en la ultima crisis una de las mas agudas que a tenido decidieron empezar con el tratamiento de TEC, y os puedo asegurar que mi abuela camina sola, habla, puede moverse sin necesidad de que toda la familia este detrás de ella para que no se caiga y se pueda partir un hueso, su estado de animo es increíble, esta feliz animada y podemos despegarnos de casa sin estar en una angustia que se pueda caer. No se en gente joven que efectos podrá tener, por que jamas habíamos oído de la TEC y eso que mi abuela lleva mas de 30 años como os digo enferma, pero todos los buenos ratos que nos pueda dar es lo mas bonito que tenemos. También quería decir que es MENTIRA eso de que les atan y torturan y demás, ella sale perfectamente y por su pie de cada sesión y esta fenomenal. Ahora hemos dado con una siquiatra que quiere interrumpirle el tratamiento por que no esta a favor de esa técnica aun viendo por si misma los resultado en ella, y la da igual. Creo que hay casos que merece muchísimo la pena y creo que se debería de dar mas a demostrar los resultados, a mi abuela no le duele nada y tiene mareos ni le duele el cuerpo ni nada de nada… por que se niegan a dársela aun habiendo empezado el tratamiento, ella ingresa le dan su terapia y vuelva tan bien a casa, nadie la tortura al contrario la tratan fenomenal la controlan en todo momento y nadie la hace ningún tipo de daño. Es un tema moral este tipo de practica???? por que hay gente que esta en contra aun teniendo casos super buenos???

    Un saludo

  2. Natalia   •  

    Tuve un episodio delirante hace 2 años. Tuve una internación de la cual no recuerdo mucho por estar muy medicada, me dieron el alta y en unas semanas me volvieron a internar. Allí fue donde decidieron hacerme este tipo de terapia. Yo no lo decidí, lo decidieron mis padres.
    Solo tengo recuerdos vagos de lo que eran las sesiones, creo que tuve 8 o12 (no recuerdo bien), pero sí que me parecía algo molesto. Despertar con dolor de cabeza mientras se va el efecto de la anestesia, todo muy raro.
    Con los meses me di cuenta que no tenía memoria para casi nada y me afectó la lectura. Leía lo que usualmente solía, y no podía unir dos palabras. Me afectó en mis estudios. El año en el que me enfermé perdí los cursos que llevaba y el siguiente fue el de la recuperación. Bastante duro pero creo que la terapia sí que te aleja de la fantasía pero tiene sus efectos secundarios complicados y que, creo, son diferentes en cada persona.

    • Pol Mulca   •     Autor

      Muchas gracias por compartir tu experiencia.

      Como dices, es una terapia difícil y dura. A mi me funcionó (y no a cualquier precio) aunque no sabría decirte si la repetiría. Conlleva muchos contras aunque el pro es de mucho peso.

      Como todo, dependería del estado en que me encontrara y lo desesperado que estaría. Si no veo otra posibilidad, me tiraría de cabeza. En fases no tan graves, ni se me ocurriría. Aunque realmente este tipo de terapias son para casos extremos.

      Una pena lo que te provocó y viene muy bien que cuentes tu experiencia para enseñar a otra gente que se lo esté planteando qué puede ocurrir y a los riesgos que se someterían.

      Por cierto, esos efectos secundarios que pasaste, a día de hoy los sigues teniendo? Si no es así, cuánto tiempo tardaron en marchar?

      Gracias nuevamente por contar tu caso.