Ser bipolar, fantástico y aterrador, a la vez

Ahora recuerdo cuando me diagnosticaron el ser bipolar, allá por el año O de la nueva edad. A mi me costaron encontrar lo que llevaba puesto encima. Sabía que tenía una depresión y así fui a un psiquiatra muy prestigioso. Se portó muy bien conmigo, me hizo precio especial por ser un chaval y con pocos recursos. Total, que le di toda la serenata con mis problemas y me hizo hacer un test muy largo no sé muy bien. Bueno, el resultado fue una depresión de libro. Así que me empezó a tratar con antidepresivos sin más. Imaginaros las ciclaciones rápidas que sufría. Volvía otro mes y me recetó otro medicamento, decía que para la ansiedad. Me vino bien, pero la cosa seguía igual o peor.

Ser bipolar, fantástico y aterrador, a la vez

Informándome por internet y otros medios intenté saber que me pasaba, porque si era una depresión, algo rara era con subidones de ánimo en poco tiempo. Encontré Trastorno Bipolar. Pensé ¿Pero eso es de estar muy loco? Bien, tras mi comentario, me dispuse a insinuarle al psiquiatra algo sobre el bipolar. Me dijo que era muy pronto para ver eso y que no me lo diagnosticaba aún. Pasaron varios meses más hasta que me cansé de tanta subida, bajada, crisis, etc. Conclusión, busqué otro y encima mucho más cerca de casa que daba la casualidad que se conocían de varias cosas, aunque muy diferentes los dos.

Entonces llegué a mi actual psiquiatra que me escuchó y a la primera me dijo “es usted bipolar” y me dio litio ya. No me “curé” en ese momento (ni en ninguno por ahora) pero noté más leves las subidas y bajadas, aunque tuve alguna fuerte. Así que siguió en la busqueda y lo mejor para mi hasta ahora.

Esa es mi historia de como fui bipolar dela noche a la mañana, con mis euforias y depresiones ya por fin diagnosticadas. Antes solo era un pirado, freaki y retraido rarito que hacía cosas no muy normales y algo peligrosas. Además de no saber tratar a su entorno cercano. Cuando me dijeron, “eres bipolar”, se fue una losa que hacía pensar que eras alguien que odias, a que todo viene de una enfermedad que te lleva a ser lo que eres. Cuesta que la gente lo entienda. Pero si te quieren, lo entienden.

1 comentario

  1. Darad   •  

    Buen blog tio… para nosotros que sufrimos de esta enfermedad nos ayuda saber algunos tips… ; )