Primer paso para la recuperación. Asumir que no eres así

Parece sencillo, pero tratas de asumir a que tu personalidad es así. Cuesta reconocer que se tiene una enfermedad y, más, de estas características, pero uno se tiene que mentalizar que por el bien propio y el ajeno, lo has de aceptar.

Has de asumir que, si eres así, se debe a una enfermedad, no a que seas así por personalidad

Tú no eres así, tu estado intermedio es el que se puede decir que más se asemeja a tu persona. Pero ni arriba ni abajo forma parte de tu ser. Se ha de luchar por mantener un equilibrio por tu saluda y no digamos el de los demás. ¿Te habrás parado a pensar el daño que haces a los que tienes al lado? Por ellos y por ti lo tienes que asumir. La solución está en el tratamiento. ¿Por qué asumir con tanta facilidad que eres así?

No vale de nada decir que eres así y se te ha de aceptar, porque realmente ni eres así ni dudo que lo quieras ser. Aunque no confíes en los matasanos o en los psiquiátras, ellos pueden dar con la fórmula de tu felicidad. Yo renegaba de ellos hasta que me “obligaron”  a ir. Lo vi todo diferente. Vi mejoras tras empeorar. Pero el global iba siendo positivo. Deduzco que nunca seré estable del todo, pero al menos, confío en no tener crisis y que mis altibajos sean controlables.

De bipolar a bipolar, somos enfermos  y no pasa nada. Otros padecen diabetes. Pero una cosa está clara, se necesita de especialista para nuestro caso y de nada sirve edulcorar o engañar al psiquiatra, ya que solo te perjudicas a ti mismo. Di la verdad y cuenta por todo lo que estás pasando. De esa manera, el profesional de turno se podrá atener fielmente a tu problema.

Hay que ser frío y asumir. Somos enfermos con pronóstico de mejora. Que no os dé miedo. Aquí seguimos, expresándolo. Asumir que eres así (tu personalidad), es el error.

3 comentarios

  1. Vera   •  

    Hola,
    Quería decirte que estoy aquí y me gusta mucho leerte. Tengo 16 años y me han diagnosticado transtorno bipolar tipo II. Es todo un poco difícil, sobre todo en las depresiones, que a veces me absorben tanto que no tengo fuerzas para salir de la cama. He estado ya ingresada dos veces, y no quiero una tercera, pero últimamente todo está volviendo a empeorar.
    No sé por qué escribo esto. GRAAA. En cualquier caso, sigue adelante! Esto sirve de ayuda para todos los que estamos pasando por cosas así.
    Besos.

  2. ana isabel correa gomez   •  

    Me la paso de un estado de completo desequilibrio entre la desesperanza y yel esceptticismo, cualquier cambio en mi vida lo vivo como una tragedia. Me encanta la lectura, escribo, trabajé durante 20 años en trabajos de responsabilidad pero hace muy poco me diagnosticaron la enfemedad. Veo que los síntomas se me han agudizado con la inactividad o por lo menos no tener compromisos con la sociedad laboral. No tengo amigos ni amigas y eso quiere decir que no tengo con quin conversar. tengo una familia muy bonita, un buen marido, una hija brillante que está becada en U de New York y un hijo que acaba de terminar su bachillerato este año y pasó a la univerdiad. Con todo y eso me siento desgraciada y siento ganas de morir. No me ha llegado la pensión lo que quiere decir que estoy muy pobre y eso hace que no me pueda mover de la casa por falta de plata. Pero voy a empezar a trabajar nuevaemnte, eso me hace que me sienta muy insegura de cómo me debe comportar, porque en los otros trabajos tuve problemas por mi manera de ser, que basicamente digo lo que pienso y si me siento muy presionada me pongo a llorar , pero soy tambien una persona muy dedicada y rersponsable con el trabajo, y el no saber cómo actuar me tiene al borde de una crisis. La situación expectante me tiene muy descuadrada y me la paso en la cama mirando parael techo porque ni leer me provoca.