Olanzapina: Zyprexa y Zydis

Olanzapina: Ziprexa y Zydis

Zyprexa y Zydis son los nombres comerciales de la olanzapina, un fármaco que se utiliza para el tratamiento del trastorno bipolar y la esquizofrenia.

La Olanzapina pertenece al grupo de los antipsicóticos atípicos, un tipo de medicamentos pensados inicialmente para tratar la esquizofrenia pero que han resultado ser efectivos en el tratamiento de los episodios maníacos o mixtos del trastorno bipolar. Son especialmente eficaces tratando los episodios agudos de manía, aunque también pueden ayudar en las fases depresivas.

Los fármacos antipsicóticos actúan bloqueando al neurotransmisor dopamina. La diferencia entre los diferentes medicamentos recae en el grado de afectación que presentan respecto a otros neurotransmisores, especialmente la serotonina. En general, se trata de unos fármacos muy potentes y bastante efectivos, tanto para eliminar las psicosis como para reducir la excitación en general. Algunos de ellos, además, pueden actuar también como antidepresivos, cosa que les convierte en buenos tratamientos para pacientes con trastorno bipolar. Algunos pacientes que no responden bien a los tratamientos más clásicos, como el litio o el Depakine, pueden mostrar una mejor respuesta a algún antipsicótico atípico.

La olanzapina es especialmente efectiva para tratar casos de manías agudas o depresiones psicóticas, a menudo acompañadas por alucinaciones y delirios. Además, se ha demostrado que en algunos pacientes puede actuar de manera eficaz como estabilizador del ánimo. En este sentido, se convierte en una opción de medicamento a largo plazo, junto con el litio y la lamotrigina (Lamictal).

Olanzapina: Ziprexa y Zydis

stevepb / Pixabay

La lamotrigina es muy eficaz para tratar la depresión, pero no es tan efectiva con los episodios maníacos. La olanzapina es mucho mejor en estas situaciones, pero hay que tomarla con precaución, ya que tiene unos efectos secundarios muy importantes.

El principal efecto secundario es el aumento de peso, que puede llegar a ser un problema difícil de manejar (incluso cuidando la alimentación y haciendo ejercicio). Junto al aumento de peso, pueden aparecer otros problemas, como diabetes y colesterol. Además, aumenta el riesgo de fallo cardíaco y muerte en gente mayor con demencia, por lo que no está indicado para el tratamiento de la psicosis en gente de edad avanzada.

Fuentes 1, fuente 2