Medicamentos para el trastorno bipolar

Medicamentos para el trastorno bipolar

Los medicamentos utilizados para el tratamiento del trastorno bipolar se conocen como estabilizadores del ánimo. Se trata de un conjunto de fármacos que tienen como objetivo evitar las oscilaciones pronunciadas del estado anímico del paciente. En el caso del trastorno bipolar, se busca llegar a un estado de eutímia, evitando las fases depresivas y maníacas de la enfermedad.

Los estabilizadores del ánimo utilizados para tratar el trastorno bipolar pueden clasificarse en cinco categorías: minerales, anticonvulsivos, antipsicóticos atípicos, antidepresivos y ansiolíticos.

Vamos a ver en detalle como actúa cada uno de ellos y el efecto que tiene sobre nuestros cambios de humor.

Medicamentos para el trastorno bipolar

Estabilizadores del ánimo de tipo mineral

Litio. El carbonato de litio es el estabilizador del ánimo por excelencia. Para más información, podéis consultar el artículo dedicado al litio para el tratamiento del trastorno bipolar.

Anticonvulsivos

Son fármacos diseñados en principio para prevenir y combatir las convulsiones y los ataques epilépticos. Se utilizan también para combatir las crisis en el trastorno bipoar, ya que también actúan como estabilizadores del ánimo.

Los anticonvulsivos pueden clasificarse en 8 grupos en función de su vía de actuación:

Bloqueadores de los canales de sodio de activación repetitiva: Fenitoína, carbamazepina, oxcarbazepina

Fármacos que potencian las acciones del neurotransmisor GABA: Fenobarbital, benzodiazepinas

Moduladores del glutamato, otro neurotransmisor: Topiramato, lamotrigina, felbamato

Bloqueadores de los canales de calcio T: Etosuximida y ácido valproico

Bloqueadores de los canales de calcio N y L: lamotrigina, topiramato, zonisamida y ácido valproico

Moduladores de la corriente h: Gabapentina y lamotrigina

Bloqueadores de sitios de unión específicos: Gabapentina y levetiracetam

Inhibidores de la anhidrasa carbónica: Topiramato y zonisamida

Antipsicóticos atípicos

Son nuevos nuevos medicamentos antipsicóticos que tratan a la vez síntomas psicóticos y maníacos. Los antipsicóticos atípicos son medicamentos de segunda generación que tienden a bloquear las vías dopaminérgicas del cerebro.

En el trastorno bipolar, es usan estos compuestos para controlar de forma rápida los ataques agudos de manía y episodios mixtos. Normalmente se utilizan junto con otros estabilizadores del ánimo.

Encontramos en esta categoria la olanzapina (Zyprexa), la risperidona (Risperdal), la aripiprazola (Abilify), la ziprasidona (Geodon), la quetiapina (Seroquel) y la asenapina (Sycrest).

Antidepresivos

La mayoría de estabilizadores del ánimo tienen como objetivo tratar los episodios de manía y controlar los cambios de humor. Sin embargo, muy pocos tienen efecto sobre los estados de depresión (algunas de las pocas excepciones son la lamotrigina, el carbonato de litio y la quetiapina).

Para compensar esta falta de efectividad, en muchos tratamientos se utilizan antidepresivos en combinación con otro estabilizador del ánimo, especialmente durante las fases depresivas.

Sin embargo, el uso de antidepresivos conlleva un cierto riesgo, ya que tienden a potenciar las manías. Esto es especialmente grave si se toman solos, y el riesgo potencial disminuye al utilizarse en combinación con otro estabilizador del ánimo.

Los antidepresivos más utilizados son la fluoxetina (Prozac), bupropion (Welbutrin), venlafaxina (Effexor), sertralina (zoloft) y duloxetina (Cymbalta).

Ansiolíticos

Un ansiolítico es un fármaco que actúa sobre el sistema nervioso central, disminuyendo o eliminando los síntomas de la ansiedad.

Son unos fármacos que pueden ayudarnos de forma temporal a reducir la ansiedad hasta que tengamos ajustado el resto de la medicación. Hay que tomarlos con precaución, ya que pueden causar adicción, y con el tiempo disminuye su eficacia.

Los ansiolíticos utilizados para tratar el trastorno bipolar son principalemente benzodiazepinas como el diazepam (Valium), el lorazepam (Ativan), el clonazepam (klonopin) y el alprazolam (Xanax).

3 comentarios

  1. Andrea   •  

    Hola. Es la primera vez que comento acá. Estoy en tratamiento desde hace 18 años, primero como depresión ansiosa severa y ya hace 10 por trastorno bipolar II. Desde los 4 años me tratan por hiperactividad y deficit atencional.

    Tomo: Lamotrigina, Ravotril, Quetiapina y Bupropion en dosis bastante altas. El Ravotril lo llevo tomando hace 18 años, por lo que ya formé una tolerancia que hace que no funcione como debería, pero es difícil encontrar otro remedio con el cual reemplazarlo, aunque voy a tener que hacerlo.

    Mi médico no es muy brillante, tuve que cambiar por que el anterior se jubiló y me derivo a este (En los últimos dos años, yo he decidido todos los cambios en dosis de medicamentos y su regulación, él solo ha dado el si y escrito la receta, más encima le pago).

    Lo que les quería pedir es si tienen experiencia con haber desarrollado tolerancia al ravotril (clonazepan) y, en ese caso, cuál otro medicamento les resultó. Para mi la ansiedad es lo más invalidante, mi única hospitalización ha sido por eso.

    Muchas gracias

    • mouses   •  

      Zyprexa y remeron es una buena combinación o sino litio. Lee la biblia y ora, ve a una iglesia cristiana deja tus cargas en la iglesia y veras la diferencia.

    • Maylín   •  

      Mi mamá padecía de estados eufóricos y en etapas distintas de depresiones muy grandes, gracias a Dios me recomendaron una Doctora que cambió definitivamente nuestras vidas y principalmente la de mi mamá. Esta Doctora, Cubana, le diagnosticó Trastorno Bipolar en el 2010 y hoy, año 2015, está MUY bien y jamás ha vuelto a caer en estos episodios tan traumáticos. Su remedio fue tomar un cuarto de Carbamazepina en desayuno, almuerzo y comida. Hoy somos MUY felices y mi única intensión es compartir esta experiencia para que otras personas que lo padezcan, previa consulta con sus médicos, tengan una excelente calidad de vida y no gasten millonadas.