La eutimia ¿se ha instalado?

Sin duda, es ésta una de las entradas que más me está costando exteriorizar sobre la “consagración” de la eutimia. Parece que tendría que ser aún más sencillo pero nunca encuentras ese momento elocuente en el que plasmar el logro que tanto tiempo esperabas. Cuando estás entre el norte o el sur, esa expresividad tiende a salir expontanea (a veces hasta demasiado). Ahora que llevo tiempo disfrutando del ecuador (eutimia) te encuentras tan inmerso en tantas otras cosas que hasta cuesta ponerse a ello. La verdad es que cuando inicié este proyecto en forma de blog, fue con la intención de encontrar una forma de desahogo. Ahora que puedo decir que me encuentro bien se me hace más difícil canalizarlo aquí.

Para empezar, una de las cosas que me ha llamado mucho la atención en la eutimia es lo lejano que llegas a ver las épocas más malas (pese a que son objetivamente recientes). Supongo que debe ser un mecanismo de defensa de nuestro cerebro para apartar aquello que te ha hecho sufrir y centrar los esfuerzos en el día a día. Así que, no tener que estar preocupado en si tal vez mañana te levantas peor o si cualquier mala contestación (por nimia que sea) te haga venirte para abajo o, incluso, pensar que puedas volver a perder el control de la situación es, no solo paz, sino aliviador.

Algo que me choca bastante en comparación a la fase depresiva, sin duda, es el olvidarse casi por completo de la enfermedad. En los momentos decaídos tiendes a darle vueltas a las cosas, entre ellas, a que te encuentras mal. Ahora, si no fuese por la rutina de tomarme la medicación e ir de visita al psiquiatra, pensaría en que te has curado del todo e incluso pecas de confiado en si ahora mismo te es necesario el tratamiento. Aunque a veces me lo pregunte (pocas, la verdad) vuelvo a caer en que todo lo ganado puede ser perdido por un mal planteamiento. Nada como enfocarlo con perspectiva para darse cuenta del error. De hecho, como comentaba antes todo lo anterior te ha parecido un mal sueño.

Una de las cosas que he de destacar en mi eutimia es la mejora en el sueño y, en consecuencia, de la calidad de éste. No tienes esa sensación de estar cansado todo el día o que cueste horrores hacer una actividad cotidiana. De hecho, el descanso es real y así lo notas al despertar. Se pasa de casi no dormir porque no lo necesitas (manía) o a dormir mal, poco o incluso demasiado (convirtiéndose a veces en un suplicio la rutina del sueño) a un sueño reparador y normal, como cualquier hijo de vecino. Suena hasta raro, sobre todo por quien no lo sufre o ha sufrido (en sus mil vertientes) pero es de las mayores mejoras que supone en la calidad de vida. Vamos, que acabas encontrando un equilibrio del descanso  más que beneficioso para afrontar el día con otra cara.

Sin duda, un detonante para la mejora fue la terapia electroconvulsiva (TEC). Era escéptico con el resultado que podría lograr pero he de reconocer que me ha funcionado. Eso si, como cuento en la entrada que hice en su día, la terapia electroconvulsiva no es del todo bonita y para lograr la eutimia, se necesita de la constancia en el día a día también. No obviar que suelo seguir las recomendaciones del psiquiatra, así como la medicación prescrita. Se puede decir que llevo algo menos de un año de eutimia con alguna recaída de por medio pero leve y nada seria (supongo que lo normal en estos casos) y no diré muy alto que ha venido para quedarse pero si diré que se mantiene en sus trece y no marcha. Y yo que me alegro.

Así que bienvenida sea la eutimia y, por supuesto, que no marche nunca. Todo llega o está por llegar. Solo hay que tener firmeza en el empeño, aunque la travesía se haga dura. Eso si, con la guardia alta porque no quiero desandar lo andado.

Foto: woodleywonderworks

5 comentarios

  1. ana cecilia valdez   •  

    Hola samantha….me puedes contactar por anacevaldez@hotmail.com….con mucho cariño te escribo ,,se muy bien lo que padecemos y la poca atención familiar ,, por lo general nuestras familias no nos entienden ……gad , contamos con gente hermosa , como ” SOY BIPOLAR BLOG ” cada dia afanados en encontrar respuestas a nuestra delicada enfermedad mental .Ellos nos enseñan y ayudan a TOMAR CONCIENCIA DE SER BIPOLARES E INTENTAR CONVIVIR con esas fases maniacas y depresivas ….saludos

  2. ANA CECILIA VALDEZ   •  

    tengo MUCHO QUE CONTARLES SOBRE MIS CICLOS MAS DEPRESIVOS QUE MANIACOS ,,PERO CON MUCHA PAZ,,,,ES NUESTRA HERRAMIENTA….SOMO MUY MUY SENSIBLES ,,POCO APOCO LOS QUIERO MUCHO ,,MUCHA TRANQUILIDAD , EN LO POSIBLE ……..SIN FANATISMOS SOLO CON DIOS

  3. ANA CECILIA VALDEZ   •  

    soy bipolar muy compensada GAD..sufri demasiado casi me suicido MI MEDICACION CARBONATO DE LITIO ,,CERO PASTILLAS PARA DORMIR ,,FUI ADICTA , HOY DIA HACE 13 AÑOS MUCHA MEDITACION Y DIOS UNA VIDA DIGAMOS NORMAL

  4. Samantha Maldoror   •  

    Oye ¿qué onda? Me interesaron bastante tus crónicas informativas ¿Cómo puedo contactarte? Me gustaría que me respondieras una que otra duda, por favor, pues yo padezco lo que tú pasaste.