Episodio mixto en el trastorno bipolar

En el contexto de un desorden mental, un episodio mixto es una condición durante la cual los estados típicos de manía y de depresión ocurren simultáneamente. Durante estas fases, pueden manifestarse a la vez varios síntomas, como agitación, ansiedad, fatiga, culpa, impulsividad, irritabilidad, pensamientos suicidas, pánico, paranoia y rabia. Unos ejemplos típicos serian tener aceleración del pensamiento e ideas negativas a la vez, con lo cual la persona afectada por un episodio mixto lo pasa mucho peor durante la fase depresiva. En el otro extremo, podemos encontrar episodios de lágrimas y tristeza durante una fase maníaca. Muchas veces las fases mixtas vienen acompañadas de episodios de gran ansiedad.

El episodio mixto en el trastorno bipolar

Los episodios mixtos son a menudo los periodos más problemáticos en el trastorno bipolar. Durante estas fases, aumenta muchísimo la susceptibilidad hacia el abuso de sustancias, ataques de pánico, comportamientos violentos e intentos de suicido entre otras posibles complicaciones.

Diagnosis y tratamiento

Episodio mixto en el trastorno afectivo bipolar

Un episodio se considera mixto si se muestran los síntomas de una manía disfórica y un estado de depresión agitado simultáneamente.

Una manía disfórica es un estado maníaco con algunos síntomas de depresión. Suele manifestarse en compañía de irritabilidad, rabia y exceso de energía. Los síntomas también pueden incluir alucinaciones auditivas, confusión, insomnio, manía persecutoria, pensamientos acelerados, inquietud y pensamientos suicidas.

Una depresión agitada es un episodio de depresión mayor con síntomas de hipomanía simultaneos, como pensamientos negativos acelerados.

El tratamiento de las fases mixtas consisten en la administración de estabilizadores del ánimos, que incluyen anticonvulsivos (ácido valproico), antipsicóticos atípicos (asolanzapina, aripiprazole y ziprasidona) o antipsicóticos de primera generación (haloperidol). No se tiene claro aún el papel del litio, ya que hasta la fecha los resultados no son concluyentes para el tratamiento de las fases mixtas con sales de litio. Los estabilizadores del ánimo sirven para reducir los síntomas de manía asociados a las fases mixtas, pero prácticamente no son efectivos hacia los síntomas depresivos.

A veces, algunos pacientes pueden tener un episodio mixto aislado, pero lo habitual es que las fases mixtas aparezcan como continuación de una fase maníaca o de una transición entre una fase maníaca y una depresiva, sobretodo en pacientes con ciclado rápido, que cambian a menudo entre depresión y manía.

Referencias:

La enfermedad de las emociones. El trastorno bipolar. Ars Medica. Eduard Vieta, Francesc Colom, Anabel Martínez-Arán.

http://www.bipolarmixedstates.com/bipolarmixedstates.html

http://en.wikipedia.org/wiki/Mixed_state_(psychiatry)