No sé si es envidia o me he equivocado de vida

Soy joven (diré que he sobrepasado el cuarto de siglo por poco). Estoy registrado en una de esas redes sociales tan populares y no dejas de ver como tus medio-conocidos, conocidos, los que fueron amigos tuyos (es lo que tiene retrotraerse por culpa de todos saben quien) y lo que puedes considerar amigos, suben fotos que te hacen pensar que están disfrutando de su vida, que la vida les está respetando.

Obviamente te planteas ciertas cosas cuando estás en estado depresivo. Viendo esas fotos que suben, ¿por qué te cuesta a ti tanto moverte? se puede considerar envidia. Yo lo llamo que me he equivocado de vida. Parece que no debe ser difícil llevar una vida placentera y gozar de tu juventud (muchos lo hacen), llena de retos y divertirse siendo joven. ¿En qué he fallado yo? Muchos dirán que si no lo hago es porque no quiero. Yo responderé que soy el primero que quiere, pero no puedo. Me responderán que no puedo porque no quiero y entraremos en un bucle. Obviamente lo intenté, pero fracasé.

No sé si es envidia o me he equivocado de vidaDa hasta cierta rabia pensar que tus mejores años te los estás pasando colgando de un hilo. Otros, han tenido más suerte en la vida y la pueden disfrutar. Que les dure, como no. Has pretendido disfrutar de una vida plena, salir con los amigos, vivir experiencias para contar a tus nietos pero ves que no lo disfrutas. ¿Por qué? La respuesta es obvia pero deseoso que no fuese así, por no hablar que hay actividades y momentos que viví que no son recomendables por mi condición de bipolar.

Te vas alejando de tus amigos en las fases depresivas, vuelves en las manías cargado de, llamémosle, disparidad y vuelves a alejarte por… y etc. La gente se cansa y no van a estar pendiente de ti y menos si llegas a ser un “incordio”. Nadie tiene la culpa o todos la tenemos. Total, en tu vida acabas viendo que eso no es posible, que has de concebir otro criterio de disfrutarla. A mi edad, tratas de encontrarla pero si estás cerca, ¿quizás acabas en un hospital internado aquejado de tus síntomas?

Pero ¿cómo puedo disfrutar mi vida?

Me tacharéis algunos de lastimero, otros de envidioso (pero al menos envidia sana, que lo cortés no quite lo valiente), otros dirán que tu caso no es para tanto  pero a día de hoy, quiero una vida plena (como cualquier mortal medio)  en la que no tenga que estar plagado de variables por ser bipolar. Creo que, en mi caso, queda tiempo y, realmente, os permiteré que me cataloguéis como queráis. Solo sé que esta no es la vida que quiero tener. Aunque hubo aquel que dijo que la vida te la marcas tú, no los acontecimientos.Y si los acontecimientos marcan tu vida, ¿qué coño se bebió? Yo sigo en busca de mi santo grial (la estabilidad – eutimia).

Seguimos en pie.

19 comentarios

  1. carlos   •  

    amigo, enhorabuena por ser persona en primer lugar y en segundo por ser persona bipolar, ya que no se si te habrás dado cuenta que por los general los bipolares pasamos muy mal un tiempo pero como el síntoma bien indica, la bipolarización nos hace ser superheroes en esa fase llamana positiva o no depresiva, por lo tanto, haz como yo disfruta a tope de tus días buenos y lleva como puedas los malos, en mi caso al menos es así, y si hace falta lo que haga falta lo pillo y lo reviento, la vida son 4 días 2 buenos y dos malos,,,,, suerte amigo.

  2. marcela   •  

    te parecera gracioso, pero desde que me aumi como enferma, bueno no se si del todo,creo que tengo resistencias todavia, en facebook puedo ver los patrones de mi enfermedad, epocas en que todo el tiempo desparramo alegria, musica,libros,diarios, mis intentos desesperados de ser una mas, y despues epocas donde deaparesco, donde me parece estupido la vida de los demas, ke me deprime, bueno creo que en esas epocas ya estoy deprimida, en la vida es lo mismo, en las cursadass de la facultad, me sorprendo a mi misma de la cantidad de personas que conosco, pero despues no puedo soportar esa construyo, en mis momentos de mania y pierdo todo eso que anelo, es como ser dos personas diferentes.
    yo creo que en cierta medida las redes sociales si reflejan a las personas, sus perssonalidades, solo hay que detenerse y ver, odio querer “ser como ellos” asi es como empezo mi ultimo recorrido que traspaso la hipomania, ahora hace dos meses que la medicacion me trajo a “la realidad”, realidad construida por otro tipo de voces, lei una nota en el diario pagina12 de argentina, donde un psicologo decia que la diferecia entre el neurotico y el psicotico era que el neurotico no es conciente que las voces que escucha son la de los padres, que ellos sin que uno lo sepa nos construyen,en cambio el psicotico si es conciente de sus voces,entonces si el neurotico, el normal, el comun, yo en fase depresiva, esta preso de voces que no sabe de donde vienen, esas voces que te dicen que no servis, que todo lo que sos esta mal que el resto es faliz y mejor que vos, en cambio el psicotico, yo en fase maniaca que pienso que jonh lenon, y el universo sonrie conmigo, y me libera y soy feliz y libre ahi estoy enferma, simpre pienso que los enfermos son ellos y que para ser como ellos no me tengo que curar, todo lo contrario para ser normal renuncio a la felicidad, por miedo, por esas voces, neuroticas y “normales”, y yo no considero que lastimo, yo considero que respondo con violencia manifiesta a una violencia por omision, y aveces me planteo, ahora mas ke nada, ke tengo miedo porke ya me conosco, ya me veo venir, me presiento, al estar nuestra enfermedad tan ligada a lo emocional, lo mas conveniente es la soledad,despues de todo, chicos todos estamos solo, y el vacio es imposible llenarlo con otros, y cuando lo intentamos, nosotros mas que nadie caemos y desde muy alto y no es una fase depresiva la que esta inspirando este analisis es mas bien ´producto de sentarme a analizar la normalidad de los demas. kurt cobain escribio en su nota de despedida es mejor explotar que desvanecerse lentamente, el tambien se sento a ver el mundo, y a el tambien le dolia demasiado ver que son los otros los que nos matan.

    • admin   •     Autor

      Para nada me parece gracioso y si me suena bastante sobre ello y tanto que hasta he dejado de “participar” en redes sociales porque si yo, que soy quien sufro la enfermedad, muchas veces no consigo ver lo que me pasa, imagínate si no se sabe el contexto. Vamos, que me siento identificado.

      Me gusta tu reflexión y la comparto. Espero que continúes participando en el blog potque me gusta mucho ver dichas reflexiones, aunque algunas veces estés o no de acuerdo. Es lo bonito de la “pluralidad” y que no es todo blanco o negro. Qué paradoja, no? Maldita maravilla esta enfermedad.

  3. lucía   •  

    El día de ayer me diagnosticaron transtorno bipolar, tengo 24 años y estudio medicina. Este año ha sido de los mas horribles que he vivido, desde mi adolescencia siempre he estado con problemas.

    Se me pasaba por la cabeza, pero me resistía a creer que podría tenerla, algunos de mis compañeros se lo mencionaban a mi enamorado, no se animaban a decirmelo en persona, porque según ellos yo les producía miedo.

    Despues de exámenes y mas preguntas, me lo dijeron y todavía a momentos lo acepto, y otros me parece muy extraño y me resisto a hacerlo, pero ahora que lo pienso bien ..ha sido así todos estos años.

    En clases había momentos en los que me destacaba mucho en notas y en los siguientes parciales de repente lo mandaba todo al demonio, y aunque de verdad me esforzaba para que no fuese así, si no reprobaba las materias, bajaba casi un 50% en mi promedio.

    En esos momentos mi mente ya no aceptaba nada, no podía retener la información, no tenía ganas de nada, y eso me hacía sentir muy culpable.
    Me decían que era mi culpa, que, que me pasaba, que era una floja, irresponsable y que no le ponía ganas al estudio. Cuando yo semanas antes, con asistencias perfectas y les pasaba todos los apuntes a esos tipos. Me daba demasiada rabia…
    Ver compañeros contentos y algunos muy tontos aprobar todas las materias, me daba aun mas rabia.

    Y de repente esos días que de la nada, hablaba con todos, la seguridad que sentía, lo productiva, graciosa que me parecía ser, los nuevos amigos que hacía me sorprendía. Al terminar el día me decía que ojalá todos los días sean como ese día.

    • admin   •     Autor

      La verdad es que cuando te lo diagnostican, existe mucho tiempo antes de negación y, aún así, cuando ya has sido diagnosticado, como dices, se hace duro y no te lo acabas de creer porque te dices a ti mismo: “yo no estoy loco, eso es cosa de los demás y el cine” aunque el concepto de locura lo cambias del todo y ves que eres una persona normal, pero con sus más y sus menos. Al inicio no lo quieres ver pero lo ves en todo su esplendor (ya que cuando te das cuenta, es que la cosa suele irse de madre y ves que algo no marcha bien).

      El sentimiento inicial, como dices es muy contradictorio y es como si estuvieras en una nube, pensando que no podía ser a ti y te ves solo o sola porque la gente de alrededor no entiende en qué consiste dicha enfermedad y por lo que estás pasando (y muchas veces ni tú lo entiendes). Tienes que luchar contra el estigma en algo que no estás acostumbrado y encima recibes comentarios, como escribes, que no da justicia a tu situación, dándote mucha rabia solo por experimetarlo.

      Además, con tu juventud no te ves con pastillas toda tu vida, si no alcanzan una curación milagrosa, hoy por hoy. Te ves que con dicha juventud has de lidiar con problemas de los que muchos mortales no tienen, además de los que solemos tener todos. Pero la cosa no ha de acabar ahí y te has de mentalizar que será un camino largo y tedioso pero que el tratamiento funcionará y, aunque sea de por vida la medicación, las cosas mejorarán.

      Yo siempre he dicho que si me tuviera que quedar con un estado, sería la hipomanía, ya que es menos peligrosa que la manía pero es cuando me recuerdan que ese estado también da problemas, aunque tú te encuentres mejor que nunca (cosa que no es cierta) y por fin, deseas una eutimia duradera, por no decir para siempre y, pese a tener que tomar pastillas para siempre, serás uno “más”, con lo que conlleva.

      Te deseo una pronta “normalización” y que alcances tu medicación exacta lo antes posible, aunque eches de menos tus fases maníacas (cosa que a mi me pasa a veces) y no quieras volver a oir esa situación llamada depresión o crisis.

      Un abrazo!

    • admin   •     Autor

      Hay que perserverar y cambiar las tornas a esta guerra sin cuartel, porque si no, tienes mucho perdido. Ánimo, tiempos mejores vendrán y durarán!

  4. flor   •  

    Durante mucho tiempo senti eso, que me habia equivocado de vida, que en mi mente yo la planeaba de una forma y no la podia ver en los actos..
    cuando entre a la facu cambio todo.. miro a mi alrededor y tengo amigos, tengo compañeros, me mandan sms, me hablan por face.. vienen a casa.. tengo lo que siempre quise una vida social activa, llena de fotos , sonrisas, musica, cervezas.. amor..
    y me pregunto como lo logre.. que cambio? No se..
    solo se que ahora q lo tengo no me es suficiente para querer seguir aca.. quiero terminar con esta condena de vida que me toco sin sentidos, sin razones.. me duele el alma.. me pesa la vida.. me siento una vieja de 80 años que fue vencida por el mundo, que ya lloro todo lo que tenia que llorar y ya vivio suficiente.
    pero se que no es asi, y me invade la culpa.
    NUNCA NADA ES SUFICIENTE

    • admin   •     Autor

      La verdad es que cuando se está mal parece que tengas que ir sobreviviendo y no viviendo. Pero como has dicho, has tenido momentos en el que has podido disfrutar de esos “momentos”.

      Como suelo decir, aférrate a eso y verás que irán saliendo rayitos de luz hasta que se conviertan en soles. He visto a gente en muy mal estado que, hoy día, no tienen crisis en años o, como mucho, uno cada año en temporadas cortas. Si ellos lo han conseguido, ¿por qué no nosotros? Hay que seguir!

      Y te lo digo desde la pesadumbre que es vivir ahora, en este momento, a día de hoy, con todo lo que relatas y me siento tan identificado.

      Hay que perseverar, que el objetivo está cerca.

      Cuídate y un abrazo!

    • alex   •  

      Las redes sociales hacen mas daño k otra cosa en mi opinion. Si te sirve de consuelo yo tambien pienso que no estoy contento con mi vida. Creo que en estas epocas tan malas que nos ha tocado vivir en españa con la crisis la depresion ya es algo comun. Yo prefiero no mirar las redes sociales xke no kiero hacerme daño y yo no tengo ningun transtorno.Si me he equivocado de vida no lo se, es la que tengo y la que me ha tocado vivir, las hay mejores y peores. Es como todo si t comparas con alguien mejor te entra depresion y si t comparas con alguien peor siempre ves mas rayos de sol aunque no es la mejor opcion desde luego comparase con nadie.Todos deberiamos ser felices en virtud de lo que tenemos y somos pero quien es el afortunado que puede decir eso…???

  5. diana   •  

    puedes agregarme al msn o algo? si puedes es con el mail que me he registrado aqui tengo que preguntarte algo

  6. diana   •  

    Ya me he registrado como usuaria… también padezco este trastorno y es curioso pero no conocía tu blog a pesar de todo lo que navego por la red. casualmente uno de los medicamentos que tomas me lo acaban de recetar y por eso he llegado a leerte. Espero que escribas más. Estoy ahora también intentando salir de una fase depresiva que me esta durando bastante ya casi 2 años.

    • admin   •     Autor

      Yo llevo más o menos como tú, con la fase depresiva, con alguna ciclotimia rápida y algo mejor en ciertos momentos (y mucho peor en otros). La verdad es que te cuesta hasta calcular el tiempo que pasa o ha pasado.

      Espero vernos en la eutimia pronto!

  7. Martian Hop   •  

    Por supuesto que en ningún momento he pensado que menospreciases el resto de enfermedades. He dicho “sólo” como contraposición a la bipolaridad, con sus fases de manía y depresión 🙂

    Entiendo perfectamente lo que me quieres decir cuando comentas que de pronto te sientes así y lo tienes que soltar. A mí me pasa lo mismo. A veces leo entradas en mi blog con las que, en determinados momentos, no me siento nada identificada. Pero alivia.

    Un abrazo.

    • admin   •     Autor

      Bueno, quería aclararlo por si acaso en algún momento ha podido suscitar eso. He mirado tu blog y está muy interesante y me encanta mucho el diseño y su enfoque. Me gusta como te expresas y como lo cuentas. Ánimo y espero vernos pronto en épocas mejores (y así será!).

      Gracia de nuevo y otro abrazo para ti!

  8. Martian Hop   •  

    Hola:

    Hace tiempo que leo tu blog pero casi nunca (creo que nunca) comento. Esta vez debo hacerlo porque me veo en la obligación de intentar abrirte los ojos en cuanto a esa red social en la que ves tantas fotos de gente feliz, tantos comentarios de alegría.

    Verás: Yo también pongo mis fotos buenas, hablo de eventos en los que he estado y, aunque a veces me dejo llevar por mi lado Twittero, te aseguro que mi vida no es la de Facebook. La vida de nadie es la de Facebook.

    Por favor, quédate con esto: Facebook no es un reflejo de lo que somos, sino de lo que nos gustaría ser. El que tú crees que está tan bien, no lo está. Facebook es un escaparate y así debes verlo. No quiero decir que todo el mundo esté hecho polvo pero, y esto te lo aseguro, no es lo que parece. Así que entiendo tu malestar y tu “envidia”, pero que no sea por algo irreal como esa red.

    Me cuesta disfrutar de la vida. No soy bipolar. Padezco sólo de depresiones (“sólo” resulta “mucho” en mi caso) y me medico desde hace mucho. Aunque no tenga depresión, mi inquietud y la búsqueda de mi camino hace que no pare de mirar aquí y allá, no consigo encontrar la estabilidad. Pero estoy en ello, te lo aseguro. Y voy progresando.

    Un abrazo.

    • admin   •     Autor

      Hola,

      Gracias por seguir lo que escribo y te expreses, que para eso está el blog.

      Mi entrada fue escrita en un momento de bajón en una reflexión que quise hacer en voz alta. Sé que todos tenemos problemas y que el Facebook es un “escaparate” de como vivimos y queremos vivir. Lo que ocurre que a esa gente, una parte la conoces y ves o has visto que no han de pasar por este tipo de obstáculos (si por otros, pero no quiero entrar en eso). Lo único de envidia que pudiera tener, por mi parte, es poder relacionarme con facilidad y poder “llegar” a hacerme una foto de esas que, como digo, “envidio” de esas redes sociales. Esa era la idea que tenía sobre este texto, que aunque mi vida pueda ser diferente, echo en falta otras, como son las relaciones personales y el querer y no poder.

      Entiendo lo que me quieres decir y hasta pensé en no publicarlo por intentar parecer lastimero pero como eslogan del blog, “un bipolar, un día” y, ese día tuve esa cuestión en la mente. Y sé a lo que te refieres y como persona que ha pasado momentos malos (como comentas) esos días ves las cosas de una manera más diferente que cuando estás bien o con una manía. Por ello, cuando lo escribo, lo guardo y releo, procuro no autocensurarme porque es lo que sentía ese día y así lo quería reflejar en el blog, de forma de desahogo, que es como muchas veces lo uso y si le llega a alguien o puede servir, para mi encantado, de eso se trata.

      No puedes decir “solo” padeces depresiones, porque ni una es mejor o peor, son dos enfermedades diferentes con cosas en común. Y puedo entender, como es tú caso, por algunos aspectos de la vida que coincidimos como es en seguir la busqueda de mi camnino y estabilidad, como menciono en el texto y en más de un escrito anterior. Espero que no hayas entendido que he menospreciado cualquier otra enfermedad por ser “menos” o “más”, porque esa no es mi idea y para mi, como enfermo mental, cualquier otra enfermedad mental me suscita comprensión, respeto y empatía.

      Gracias por haber participado y ayudarme, y espero volverte a leer pronto. Siempre será positivo.

      Un saludo.