Duloxetina: Xeristar y Cymbalta

Xeristar y Cymbalta son los dos nombres comerciales para la duloxetina, un inhibidor selectivo de la recaptación de serotonina y norepinefrina (IRSN). Estos medicamentos se usan en adultos para tratar depresiones mayores, trastornos de ansiedad, fibromialgia y dolor neuropático.

Debido a su eficacia para tratar la depresión, se puede usar para tratar estos episodios en el trastorno bipolar, normalmente junto con otro estabilizador del ánimo, como el Sycrest o el litio.

La duloxetina es un IRSN que evita que la serotonina y la noradrenalina se reabsorban en la células nerviosas del cerebro y la médula espinal. Al evitar que estos neurotransmisores vuelvan a entrar en las células, se acumulan en el espacio entre neuronas, aumentando así su concentración en esos puntos. El aumento de los neurotransmisores entre células ayuda a mejorar la comunicación entre ellas, dando lugar así a una mejora en los síntomas de depresión, ansiedad y dolor neuropático.

Duloxetina: Xeristar y Cymbalta

Las dosis varían en función de la gravedad de la enfermedad, y no se puede tomar sin receta médica, de modo que hay que consultar siempre con un especialista antes de tomar este medicamento y seguir correctamente las dosis establecidas por el médico.

Administración y efectos secundarios de la duloxetina

Tanto Xeristar como Cymbalta pueden provocar algunos efectos secundarios. Los más habituales son nauseas, dolor de cabeza, sequedad en la boca, somnolencia y mareo. Suelen manifestarse con una intensidad leve, y a menudo el efecto se mitiga con el tiempo.

Duloxetina: Xeristar y Cymbalta

No es aconsejable tomar Xeristar o Cymbalta si se padece de hipertensión y no se puede mezclar con ciertos tipos de antidepresivo, de modo que hay que seguir las indicaciones de nuestro médico y no mezclar medicamentos sin su conocimiento.

Como en cualquier otro medicamento, si notamos cualquier tipo de efecto secundario debemos acudir inmediatamente a nuestro doctor, ya que él podrá valorar si hay que ajustar la dosis o si los síntomas remitirán por si solos.

Fuente: European Medecines Agency.